QUERIDAS REBAJAS!

Escaparete de la tienda Los Telares en ValladolidPrincipios de año, días después de Reyes, tiendas abarrotadas con largas colas en caja, gente paseando por las calles cargados de muchas bolsas de diferentes establecimientos, mirando escaparates… ¿Saben de lo que les hablo?… Pues si, no se equivocan, de las preciadas y esperadas rebajas de invierno, las primeras y más importantes del año.

El pasado 8 de febrero dio el pistoletazo de salida a este periodo de fiebre consumista en Castilla y León, del que pueden seguir aprovechándose hasta el próximo 7 de marzo.

Otras comunidades como Madrid y Castilla la Mancha las comenzaron antes, el pasado día 1 de enero, con lo que sus habitantes tuvieron “la doble ganga”, ya que pudieron regalar por Reyes objetos más baratos y a la vez encontrar “chollos”.

Está claro que las rebajas se han convertido en todo un verdadero fenómeno social. Abducidos por el “todo a mitad de precio, rebajas hasta el 70%, pantalones a 10 euros, camisetas a 6 euros…” vemos como la gente (sobre todo la primera semana) corren de tienda en tienda dando la sensación de que están a punto de perder la oportunidad de sus vidas.

Los comentarios típicos que podemos oír van desde “ganga, ganga, esta cazadora tan bonita que la he visto durante todo el invierno a 100 euros, hoy veo que con las rebajas cuesta el 60% menos. Me la llevo, esto es un chollo!” hasta el típico “si sólo son 5 euros estos pantalones, aunque sea para estar por casa, si por lo que cuesta…”

Ante todo, lo ideal es el primer caso, adquirir prendas que ya habíamos visto pero que eran demasiado caras.

Por qué sentimos placer al comprar y más si es a un precio que consideramos barato?

Total, ¿quién no ha visto algo más económico de lo normal y ha dicho “solo por el precio me lo llevo”?

El otro día tuve una conversación muy interesante con mi madre sobre las rebajas. Vio que venia con un set completo de accesorios de sky (compuesto por el mono de esquiar, los skies y los bastones) y según lo sacaba de la bolsa, extrañada, me preguntó: ¿pero que haces con eso?

Buena cuestión-contesté. Le expliqué que por la oferta del 3 x 2 me habia ahorrado un 70 % del precio anterior a las rebajas.O sea, unos 150 al cambio actual. Más asombrada aún, se volvió a dirigir a mi:¿Para qué compras esto? Pero si tú no sabes esquiar! A lo que yo con chuleria contesté: “Lo sé, lo sé, pero ya aprenderé”… El caso es que estaba de oferta y por ese precio…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: