LA MODA DE LA PIEL MORENA

Comienza un tiempo que puede ser perjudicial para nuestra piel sino tomamos medidas a tiempo. Tanto hombres como mujeres debemos cuidarnos más la piel ya que según los expertos le damos poca importancia para la que según ellos deberia tener.

Aunque el sol no caliente mucho, puede provocar quemaduras, envejecimiento prematuro y manchas si no nos protegemos con productos solares de alto factor.

Pese a los constantes cambios que se experimentan con el paso del tiempo, las modas se inclinan hoy hacia la fiebre de la piel bronceada o mejor dicho “besada por el sol”. Durante siglos no se tomaba el sol, la piel pálida o blanca fue sinónimo de refinamiento, un símbolo de status.

Pero las cosas cambiaron y el siglo XX vio el nacimiento y el triunfo de la moda de la piel morena, dando sensación de buena imagen y aspecto saludable. Llegó a convertirse hasta en un requisito imprescindible para el rodaje de las primeras peliculas de color que se hicieron en Hollywood en los años 30 y en los años posteriores era un símbolo de status.

El objetivo de tener la piel bronceada ha ido convirtiéndose en una auténtica fiebre, llegándose a convertir en objeto de deseo por parte de la mayoría de mujeres durante las últimas cuatro décadas del siglo XX.

Una mujer con piel morena, lo que otras muchas desearian.

No hay más que ir a la playa o a las piscinas y ver que muchas mujeres pasan todo el dia intentando que un rayo de sol se “pose” en su piernas o su espalda. Hasta cuando se mete el sol y notan la sensación se observa en su cara el enfado.

Eso vemos en el exterior, ¿Pero en el interior qué vemos? ¿Alguna fórmula más para acabar estando morena? Miles de mujeres que por conseguir una piel dorada y mantener este tono en invierno recurren a los rayos UVA. La ciencia va más allá e incluso salen productos autobronceadores para obtener ese color tan deseado durante todo el año.

El gusto por tener un tono dorado y sensual cada vez más llamativo e intenso llega hasta nuestros dias, pero con un cambio: La concienciación sobre los perjuicios del sol en la piel por parte de los expertos. Una piel bronceada debe ser una piel cuidada.

Ahora se utilizan factores de protección más altos, se aconseja reducir el tiempo de exposición al sol, no tomarlo en las horas centrales del día ni acudir a sesiones de rayos UVA muy seguidas y utilizar productos bronceadores beneficiosos para la piel. Todo esto con el fin de evitar marcas, quemaduras o manchas difíciles de eliminar en la piel.

Pues ahora apliquen el cuento y ya saben; Cuidarse y broncearse van a la par, ambos están de moda. ¡No se olviden!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: